viernes, 30 de diciembre de 2011

no recuerdo qué día fue
pagué veinte euros de gasolina diesel
conduje cuarenta y un kilómetos
aparqué junto al mar, me acerqué a la playa, no era día de baño
giré la cabeza para confirmar que ningún bar estaba abierto
me acerqué al mar, no quería mancharme los zapatos
hacía frío y yo estaba solo en toda la playa
cuando hace frío y estás solo en la playa
tu cabeza se aplasta y cae sobre ti el peso de miles de nubes
que no dejan que te alejes de allí
es así, las cárceles de arena encierran
a los curiosos que miraron el mar un día de frío
y esperan inquietos al final de la eterna canción
me desnudé y entré en el agua
realmente no era día de baño

No hay comentarios:

Publicar un comentario