lunes, 17 de mayo de 2010

Era verano

Solía verte callada y quieta
Era verano y crecía hierva de primavera

Dediqué toda mi atención a no mirarte
y por no mirarte tropecé contigo