lunes, 17 de mayo de 2010

Era verano

Solía verte callada y quieta
Era verano y crecía hierva de primavera

Dediqué toda mi atención a no mirarte
y por no mirarte tropecé contigo

3 comentarios:

  1. asi van las cosas,
    cuando menos te lo esperas...

    ResponderEliminar
  2. Hay cosas que uno, por suerte o por desgracia, no puede evitar :)

    ResponderEliminar
  3. Es que en verano no sabe tan mal tropezarse, a que no?
    ; )

    ResponderEliminar