lunes, 27 de junio de 2011

De olivos y campos

Me gusta pensar que aún recuerdo tu olor
y me hubiera gustado despedirme como merecías
Te habría llenado la maleta de pétalos
de las rosas que cuidabas y a las cuales sonreías
Recuerdo muy bien cómo mirabas a mi paso
y cómo me lloraste de alegría
Eres un alma blanca de olivos y campos
que se despierta con el gallo en la primera luz del día

No hay comentarios:

Publicar un comentario