martes, 6 de diciembre de 2011

la lámpara de araña que ilumina este salón
no brilla igual a las cuatro de la mañana
sincerándonos con la noche
dejamos las botellas en su buzón
y trepamos hasta los balcones de un segundo
pues quisimos ser arrastrados a gritos por la calle
mientras todos duermen
un lunes en la noche

No hay comentarios:

Publicar un comentario