miércoles, 28 de diciembre de 2011

tengo doscientas maneras de levantarme de una silla
escupo, trago saliva y me siento
vuelvo sortear las prisas por moverme
lo sabemos, estamos enfermos
pero ni siquiera eso es nuevo
tengo doscientas maneras de acostarme contigo
pero tu no apareces
y yo ya estoy aburrido

No hay comentarios:

Publicar un comentario