sábado, 31 de diciembre de 2011

me gusta pensar en las cosas que se estudiarán
cuando no seamos más que tiempo perdido
como dato escondido, algún día encontrarán
que se desterraron mil relojes
cierto día, una fría tarde de invierno

No hay comentarios:

Publicar un comentario